Felipe Solá en Bolivia: Intensa agenda política y económica

ARGENTINA (Marzo 12 de 2021).  En el marco de la visita oficial al Estado Plurinacional de Bolivia, el canciller Felipe Solá mantuvo esta mañana en La Paz una reunión bilateral con su par, Rogelio Mayta Mayta, la cual tuvo como ejes centrales el afianzamiento de la relación política y la exploración de vínculo comercial y las inversiones. Analizaron el proceso para la incorporación de Bolivia al Mercosur como miembro pleno del bloque regional.

“Tuvimos una jornada de trabajo más que interesante, en la que abarcamos muchos temas importantes de la relación”, dijo Solá tras presentar la propuesta para un “Acuerdo General de Cooperación, Integración y Hermandad”, concebido como marco para los próximos diez años de la relación bilateral, trazando objetivos de integración de mediano y largo plazo.

El proyecto se estructura en torno a ejes estratégicos de cooperación e integración sobre infraestructura, integración fronteriza, acuerdos para tránsito, cooperación en materia nuclear, espacial e industria para la defensa, e integración en materia de energía y encadenamientos productivos vinculados con la explotación del litio. Además, el acuerdo abarca capítulos políticos relacionados con la cooperación en derechos humanos, en materia de género, protección del medio ambiente y desarrollo social, entre otros.

“Argentina, Uruguay y Paraguay apoyan el ingreso de Bolivia al Mercosur como miembro pleno, y en Brasil está detenido en el Congreso”, recordó Solá, y pidió que el tema sea tratado en la próxima cumbre del Mercosur el 26 de marzo que se realizará en Buenos Aires. “Esperamos que allí se ratifique el ingreso de Bolivia como Estado asociado pleno”, afirmó.

Sobre la posible explotación conjunta del litio, “creemos que en Bolivia hay una capacidad tecnológica importante y desarrollada en la extracción, y ambos países queremos una cooperación muy amplia de tipo tecnológica, que pueda derivar después en una producción conjunta”, enfatizó Solá. “Vamos a debatirlo entre ambos países para ver cuáles son las reales posibilidades de industrializar el litio, de darle mucho mayor valor, en un mercado que emerge con una fuerza enorme”, consideró.

En relación con el intercambio comercial, se intensificaron las gestiones para colocar en Bolivia cámaras frigoríficas e insumos médicos y la Argentina destacó el interés de venderle más vehículos, en especial pickups y tecnología agropecuaria. Nuestro país además pretende avanzar en las negociaciones para lograr habilitación y rehabilitación de establecimientos cárnicos bovinos, porcinos, aviares y establecimientos industrializadores, a fin de reiniciar las exportaciones de carnes suspendidas desde 2014.

Solá y Mayta Mayta abordaron además temas consulares y de la agenda regional, y destacaron la labor conjunta que realizan los ministerios de Salud de ambas naciones en materia de prevención y control del COVID-19, en cuyo marco han gestionado asuntos como la adquisición de vacunas y test de diagnóstico. Asimismo, el canciller agradeció el tradicional apoyo boliviano a la posición argentina en su reclamo de soberanía por la Cuestión Malvinas.

En la reunión se revisaron también asuntos sobre intercambio de información impositiva, cooperación en defensa, satélites y diferentes convenios sobre derechos humanos y cooperación de Cascos Blancos.

Luego del encuentro ampliado, en el que Solá estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el subsecretario para América Latina, Juan Valle; y el embajador designado en La Paz, Ariel Basteiro; ambos cancilleres firmaron una Declaración Conjunta y brindaron una conferencia de prensa en la que Solá destacó “la recuperación de la democracia en Bolivia y el mérito del pueblo boliviano de haber puesto las cosas de nuevo en su lugar, y haber devuelto la voluntad de haber un Gobierno del pueblo y para el pueblo”.

Bolivia es uno de los principales proveedores de energía de nuestro país. A partir de 2012, se observa un déficit de balanza comercial de la Argentina con Bolivia, debido a las importaciones de gas natural. En 2020, las exportaciones argentinas a Bolivia alcanzaron los U$S 522 millones, centradas principalmente en productos de molinería, productos químicos, cereales, plásticos y artefactos mecánicos.

Para más Información: www.cancilleria.gob.ar/es/actualidad

Fuente: MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO DE ARGENTINA

Entradas relacionadas